Ver para creer
Protección ocular (Eye Protection)

 

En sólo un abrir y cerrar de ojos, un incidente puede lesionar o incluso cegar a un trabajador que no lleve puesto el equipo apropiado de protección ocular. El tipo de protección ocular lentes de seguridad, gafas de protección, mascarillas para la cara o cascos deben cumplir con los requisitos de la Ocupational Safety and Health Administration (OSHA) y el American National Standards Institute (ANSI). En lugares de trabajo peligrosos, los lentes de refracción (por prescripción) deben usarse únicamente en combinación con cubiertas protectoras adicionales aprobadas por ANSI.

Los letreros que indiquen el requisito de utilizar protección ocular deben colocarse a la vista de todas las personas que ingresen al área de trabajo que requiere la protección ocular de calidad industrial. Los letreros de advertencia deben colocarse cerca de las máquinas, equipos y áreas de proceso que requieren protección ocular específica.

Se puede reducir la ocurrencia de lesiones oculares capacitando a los trabajadores para reconocer los peligros para la vista que puedan encontrar y mediante el uso y cuidado apropiados del equipo para protección ocular. Los trabajadores en áreas peligrosas deben saber también qué hacer en caso de ocurrir una lesión en los ojos. En todos los casos de lesiones en los ojos, debe buscarse atención médica profesional tan pronto como sea posible después de brindar la ayuda de primeros auxilios. Existen varias causas de lesiones en los ojos tal como:

  • Las partículas extrañas tales como el polvo, suciedad, metal, astillas de madera, incluso una pestaña, pueden causar daño a los ojos. Éstas entran en el ojo por medio del viento o por actividades como descostillar, esmerilar, serruchar, cepillar, martillar o por el uso de herramientas, maquinaria y equipo eléctricos. Enjuáguese con agua para sacar el objeto extraño. Nunca frote ni trate de retirar objetos incrustados en el ojo. Esto puede causar daño adicional. Aplique un vendaje holgado sobre los ojos para inmovilizarlos y después busque atención médica profesional.
  • Las salpicaduras de sustancias químicas tales como disolventes, pinturas, líquidos calientes u otras soluciones peligrosas pueden causar daños significativos. Diríjase inmediatamente a la ducha de emergencia o fuente de agua más cercana. Mire directamente al chorro de agua. Con ayuda de los dedos mantenga los ojos abiertos y enjuáguelos por lo menos durante 15 minutos.
  • Las quemaduras por fuentes luminosas pueden ser causadas por la exposición a soldadura, rayos láser o a otras fuentes luminosas muy brillantes. El efecto quizás no se sienta inmediatamente sino hasta después de algunas horas, cuando la persona comienza a sentir arenosos los ojos y éstos se vuelven sensibles a la luz, entonces puede ocurrir el enrojecimiento y la inflamación de los mismos. Mantenga cerrados los ojos hasta recibir atención médica.
  • Los impactos y golpes a los ojos pueden aliviarse si se aplica una compresa fría durante 15 minutos para reducir el dolor y la inflamación.
  • Las cortaduras en o alrededor de los ojos deben vendarse con holgura para impedir cualquier movimiento del ojo hasta obtener asistencia médica. No frote, presione ni enjuague la cortadura; esto puede causar daño adicional.

Planifique la seguridad ocular. No hay nada que puede reemplazar la pérdida de un ojo. Proteja su vista contra los peligros en el lugar de trabajo mediante el uso y cuidado del equipo apropiado y aprobado de protección ocular. Usted verá la diferencia.