Evite las lesiones
(Donít fall for injuries)

 

Con previsible regularidad, las caídas continúan siendo la causa principal de accidentes y muertes en el lugar de trabajo. Como caídas se incluyen aquellas que ocurren desde el mismo nivel (piso, suelo), así como las que ocurren de un nivel a otro (escaleras, tejado, etc.). Estas caídas pueden ser ocasionadas por una o ambas de las siguientes razones: una acción imprudente de una persona (andar apurada, intentar realizar demasiadas actividades, usar equipos de manera inapropiada, etc.) o una condición insegura de la situación (mantenimiento deficiente, abertura sin protección, estado de la superficie, etc.).

Una buena superficie de apoyo es la mejor forma de evitar caídas, y un buen mantenimiento es la mejor forma de garantizar una buena superficie de apoyo. La presencia de basura, cables y áreas resbaladizas a causa de agua, grasa o aceite, pueden ocasionar caídas. Ponga atención a la superficie de apoyo cuando trabaje en áreas resbaladizas y mal iluminadas, o sobre superficies irregulares de concreto, asfalto o alfombras con ondulaciones. Siempre mantenga la vista hacia la dirección en que camine. Evite cargar objetos que le puedan obstaculizar la visibilidad del camino. Camine lentamente por las escaleras y use los pasamanos como medida de seguridad.

Cubra, proteja o marque los derrames, depresiones y agujeros en el suelo. Utilice elementos de protección como conos de advertencia, barreras de seguridad o tablones. Proteja las aberturas en paredes (excepto entradas o pasillos normales) y escaleras por donde alguien pueda caerse. Los elementos de protección deben ser suficientemente fuertes y seguros para que no puedan quitarlos.

Las escaleras provisionales, así como la selección de un tipo inadecuado de escaleras, puede ocasionar caídas. Elija la escalera diseñada para el tipo de tarea que esté realizando. Compruebe que esté en buenas condiciones y que se encuentre en una posición segura. Las escaleras empleadas para subir a tejados y plataformas superiores deberán extenderse por lo menos tres pies por encima de la superficie a la que se desee subir, y atarse a dicha superficie. Al subir, dé el frente a la escalera, mantenga ambas manos desocupadas y nunca se pare sobre el peldaño del extremo superior.

Los andamios deben ser de construcción robusta y satisfacer las regulaciones aprobadas. Asimismo, su estructura deberá ser de tipo permanente, aun cuando sólo se vaya a usar por un tiempo breve. Compruebe que los soportes verticales estén separados uniformemente, a plomada, y sobre buenos cimientos. Si es necesario, emplee soportes de cimentación. Use refuerzos horizontales o diagonales para proporcionar estabilidad. Emplee barreras de seguridad y tablones para garantizar su seguridad. Inspeccione los puntales antes de la instalación; éstos deberán traslapar el soporte 12 pulgadas (30 cm) como mínimo. Cuando esté sobre un andamio suspendido de un solo punto o de dos puntos, use el cinturón de seguridad y compruebe que el mismo esté sujetado a una cuerda de seguridad independiente y firmemente asegurada.

La prevención de caídas es su asunto de sentido común. Ponga atención a la superficie por donde camina. Camine con pasos seguros, y elija y emplee el equipo adecuadamente.