Mantenga bajo control la espalda de los trabajadores

 

Las lesiones de la espalda constituyen una de cada cinco lesiones relacionadas con el trabajo en California. Las lesiones a la espalda que resultan en incapacidad no son chiste para los trabajadores que pierden horas de trabajo o de actividades personales. La triste verdad es que la mayoría del dolor y el tiempo perdido pueden evitarse si se sabe cómo funciona la espalda y cómo levantar de forma segura los objetos pesados para protegerse la espalda.

La espalda es una red frágil de ligamentos, discos y músculos que pueden lastimarse con facilidad. El diseño complejo de la espalda deja de funcionar correctamente cuando se le fuerza a ejecutar actividades para las cuales no ha sido diseñada. Levantar objetos pesados con la espalda doblada es una forma fácil de estirarse un músculo o romperse un disco de la columna vertebral. Una manera sin falla de lastimarse la espalda es levantar un objeto pesado o voluminoso incorrectamente o sin ayuda. Nunca tenga temor de pedir ayuda para levantar objetos que usted sabe que no es capaz de levantar en forma segura por sí solo. Levante los objetos pesados aplicando el buen juicio y con la ayuda de un compañero de trabajo o ayuda mecánica cuando sea necesario.

Si usted decide que es capaz de levantar una carga ligera, asegúrese de levantarla de la forma correcta.

Colóquese de manera que tenga los pies cercanos a la base del objeto a levantar.

Sitúese directamente de cara al objeto. Doble las rodillas y haga cuclillas sobre el objeto a levantar. En esta posición, la espalda recibe la potencia de izar adicional que le brindan las piernas y los brazos.

Colóquese cerca del objeto, porque la columna vertebral debe funcionar como una columna de apoyo, y estando cerca del objeto recibe menos esfuerzo.

Gire el objeto hasta tener el eje longitudinal vertical para que el centro de gravedad esté lo más alto posible sobre el suelo.

Aún de cuclillas, los pies y las piernas deben estar apuntando a la carga, con la espalda recta, el trabajador debe sujetar la carga con ambos brazos y pararse lentamente, haciendo la fuerza con los músculos de las piernas. Si no se levanta lentamente, no se está levantando de manera segura.

Una buena manera de diferenciar entre el método correcto y los incorrectos de levantar es practicar la forma correcta varias veces. Observará que con el método correcto es más fácil levantar la carga, con el menor esfuerzo y menos torpeza. Con el tiempo, el levantar objetos pesados incorrectamente puede ocasionar lesiones y dolor. La espalda se puede lastimar en un instante y tomar mucho tiempo para sanar.