Uso de protectores
(Personal Protective Equipment)

 

Una de las maneras de prevenir lesiones en el trabajo consiste en vestir atuendos para protección personal. Algunos de los equipos de protección son necesarios para ciertos trabajos, mientras que otros lo son para todo trabajo. Los empleadores deben conocer los peligros que corren los trabajadores en el trabajo, y en base a ese conocimiento proporcionar el equipo adecuado para protegerlos frente a esos peligros. Es importante capacitar a los trabajadores sobre la forma de usar y cuidar el equipo para que brinde el máximo nivel de protección.

Los trabajadores deben usar cascos protectores donde corran peligro de ser golpeados con objetos móviles, o donde haya objetos que puedan caer o salir disparados. Los cascos protectores pueden salvarles la vida. Un perno, remache o herramienta que caiga de un piso a otro a través de una abertura puede golpear a un trabajador que se encuentre debajo y ocasionarle graves lesiones.

Las botas de seguridad con punteras metálicas protegen los pies del trabajador que manipula objetos pesados o que trabaja alrededor de equipos móviles. Las botas de goma con punteras metálicas y suelas a prueba de perforación protegen los pies y las piernas de aquéllos que trabajan con concreto fresco. Las rodilleras protegen a los trabajadores que proporcionan el acabado del cemento y a aquellos otros que trabajan de rodillas durante largos períodos.

Los trabajadores pueden sufrir lesiones en los ojos producto de la salpicadura de productos químicos, polvo o partículas que vuelen por el aire. Protéjase los ojos usando lentes protectores o protectores para la cara. Los trabajadores no deben exponer sus ojos a lesiones. Use protectores al trabajar cerca de productos químicos, al cortar materiales, al usar equipo motorizado y al rociar o lijar.

Algunos trabajos requieren el uso de máscaras para respiración a fin de prevenir la irritación de la nariz y la garganta, o la ingestión de productos químicos o vapores peligrosos. El tipo de máscaras para respiración que debe emplear depende de la naturaleza del trabajo a realizar. Las máscaras para respiración deben usarse siempre que se libere al aire mucho polvo, vapores o gases.

Aun cuando el trabajo sólo tome unos pocos minutos, basta con ese corto período para que un producto químico o fragmento vuele por el aire y le caiga en un ojo, o para que un objeto pesado le caiga sobre la cabeza o el pie sin protección. Vestir el equipo adecuado para protección personal disminuye considerablemente las probabilidades de que un trabajador sufra lesiones en el trabajo.