Cómo Evitar Reacciones Alérgicas al Látex
(Avoiding Allergic Reactions to Latex)

 

Muchas personas que usan productos de látex no tienen problemas de salud. Pero algunos trabajadores, al estar expuestos regularmente a guantes u otros productos que contienen látex natural, sufren reacciones alérgicas. Las personas que trabajan donde se producen artículos de látex, o que sufren de alergias múltiples, también pueden resultar afectadas. La alergia al látex puede ocasionar problemas serios de salud.

Los trabajadores que estén expuestos continuamente al látex natural deben observar las recomendaciones del Instituto nacional de seguridad ocupacional y salud (NIOSH, por sus siglas en inglés), las cuales incluyen: reducción de la exposición, aplicación de prácticas de trabajo, entrenamiento y educación apropiados, monitoreo de síntomas y si es posible, sustitución de productos sin látex. Se pueden tomar pasos para evitar o reducir las reacciones alérgicas al látex natural.

Aprenda a reconocer los síntomas de la alergia al látex, los que incluyen erupciones en la piel, urticaria, piel sonrojada, comezón, irritación de la nariz, los ojos o los sinus frontales; asma y (raramente) shock. Si se presentan síntomas de alergia, evite el contacto directo con los artículos de látex hasta que se pueda consultar a un médico que conozca las alergias al látex. Si usted sufre de alergia al látex, avísele a su empleador, médicos, enfermeras y dentistas, y use un brazalete de alerta médica. Los trabajadores que sufran de alergia al látex deben consultar a un médico para obtener las precauciones que deben observar en áreas en que el polvo de los guantes de látex de otros trabajadores pueda inhalarse. Los trabajadores con alto riesgo deben examinarse periódicamente para ver si presentan síntomas de alergia al látex.

Se deben usar guantes sin látex cuando no es probable entrar en contacto con materiales infecciosos (preparación de alimentos, tareas hogareñas rutinarias, mantenimiento, etc.). Si es necesario usar guantes de látex, se deben usar aquellos sin polvo con un contenido reducido de proteínas. Cuando se usan guantes de látex, no se deben usar lociones o cremas para manos a base de aceites, a no ser que éstas reduzcan los problemas relacionados con el látex. Después de quitarse los guantes de látex, se deben lavar las manos con jabón suave y secarlas bien.

Identifique y limpie con frecuencia las áreas de trabajo contaminadas con polvo de látex (tapicería, alfombras, conductos y cámaras de ventilación). Los filtros de ventilación deben cambiarse frecuentemente así como las bolsas de aspiradoras usadas en áreas contaminadas con látex. Las estrategias de prevención deben evaluarse de nuevo siempre que un trabajador sea diagnosticado con alergia al látex.

Para obtener información adicional sobre la alergia al látex, llame al 1-800-356-4674; o visite la página web de NIOSH en http://www.cdc.gov/niosh/homepage.htm.